Questions? Feedback? powered by Olark live chat software

Casapueblo

Casapueblo

Existen casas de veraneo impactantes, pero ninguna como la del artista plástico uruguayo, Carlos Páez Vilaró: Casapueblo, que está ubicada en la ladera de la sierra de Punta Ballena, sitio emblemático de Punta del Este. 

Construida durante 36 años a partir de una casilla que Páez Vilaró había hecho con tablones encontrados en la playa y que llamó “La Pionera”, Casapueblo encontró inspiración para su estilo arquitectónico en la tarea del Hornero: un ave autóctona que hace su nido en lugares elevados, con barro y de forma similar a la de un pequeño horno de pan.

Más allá de que Páez Vilaró no es arquitecto, la forma orgánica y curvilínea de esta edificación ya es un potente símbolo de la arquitectura de Uruguay en el mundo.

Tanto es así, que muchos turistas han destacado la similitud de Casapueblo con el paisaje que se encuentra en Santorini, en la costa mediterránea. Tienen en común no sólo la ubicación en laderas de sierras o montañas y la orientación al mar, sino también el material utilizado para su construcción: el adobe.

Como Comienza Casapueblo

Fue el propio Carlos Páez Vilaró quien comenzó a construirla con sus propias manos, en 1960. Desde entonces, Casapueblo fue creciendo y dejando de ser una casa de familia, para convertirse en un museo, una galería, un hotel y un restaurante de climas apacibles y naturalistas, que fluyen entre la luz, el aire, el arte y las ondas de techos y paredes.

“Hotel Casapueblo” conserva los rasgos arquitectónicos característicos del lugar y sus confortables habitaciones propician el relax. El restaurante, llamado “La Terraza”, propone deliciosos platos internacionales acompañados de una majestuosa puesta de sol. El museo ha sido disfrutado por grandes personalidades de todas partes del mundo: artistas, actores, políticos, escultores y cantantes.

Lo sorprendente de Casapueblo...

Muchas historias viven hoy en los pasillos y terrazas de Casapueblo y por supuesto, también parte de la historia de la familia Paez Vilaró. Un santuario conmemora el trágico hecho que marcó la vida de su hijo Carlos Miguel, uno de los sobrevivientes del vuelo de jugadores de rugby uruguayos, que cayó en la cordillera de Los Andes en 1972.

El arte de Páez Vilaró, que representa a Uruguay en el mundo con altura, profunda belleza y significado, impregna cada rincón de esta casa.

Con toda la emotividad del artista detrás de la obra, de su estilo, de su filosofía de vida, de sus sueños, de su mirada, Casapueblo es hoy un lugar mágico para los uruguayos: nuestra casa del sol.

carlos paez vilaro casapueblo conocer casapueblo que visitar en punta del este

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.