Questions? Feedback? powered by Olark live chat software

Faro de José Ignacio

Faro de José Ignacio

El Faro de José Ignacio fue construido en 1877 y está ubicado sobre la costa del balneario que da al Océano Atlántico. Es, ha sido, y seguramente sea un modelo de inspiración para muchos pintores, fotógrafos, y músicos como el caso del argentino Fito Paez.

También se ha escrito mucho sobre el faro y ha sido utilizado como imagen en películas o publicidades.

Tiene una estructura preciosa que vislumbra a todos. Es ideal verlo de lejos pero también de cerca y en su interior. Sobre todo su vista desde arriba es de las mejores de la costa. Se puede subir al Faro de José Ignacio por una cifra muy baja. En su base hay souveniers, artesanías, dibujos, recuerdos y pinturas de éste para regalar.

Si hablamos geográficamente está ubicado en las latitudes S Long w: 34ª50`46``// 54ª37`57``. 

La torre es de piedra y tiene una altura de 32,5 metros. El alance en millas es de 16,5 y el alcance lumínico de unas 9 millas. La intensidad luminosa es de 1550 candelas y emite un destello de luz blanca cada 2 segundos. Está a solo 30 quilómetros del centro de la ciudad.

La Playa Mansa y la Playa Brava de José Ignacio están regidas por el Faro de José Ignacio. Está en todas las postales del destino. El origen del faro fue a causa de los diversos naufragios que ocurrieron frente a la cosa, por eso el objetivo es el de guiar a los navegantes. Se usó una mezcla de tierra volcánica desde Roma, al igual que el Faro de Punta del Este, por eso en ambos casos se conserva el material hasta hoy, en las mejores condiciones.

Todo un Patrimonio Histórico

En 1970 el faro fue declarado como Patrimonio Histórico Nacional por el Ministerio de Turismo y Deporte. Esta es una razón más por la que el paseo por el genial balneario obliga a visitar el faro de José Ignacio. Es cercano, accesible y la entrada es muy económica. Hay que subir por su escalera de caracol, compuesta de unos 150 escalones muy pequeñosEs un tanto cansadora la subida pero vale la pena el esfuerzo para apreciar la vista magistral desde lo más alto. Se tiene un panorama de unos 360º de vista.

Se pueden ver todas las casas, la costa y los barcos en el agitado mar.

El horario de visita del faro de José Ignacio en verano es de 12:00 a 20:00 todos los días. 

Obviamente en el atardecer es el momento favorito del público para vislumbrar una tarde mágica. Fuera de verano el faro abre sábados y domingos de 17:00 a 20:00.

También abajo del Faro hay un lindo entorno con una vista muy linda del mar, además de que es una postal obligada para sacar las mejores fotos. Se puede disfrutar de un mate o de cualquier refrescante con amigos. Además desde allí se puede bajar a la playa y caminar en la orilla del mar, siempre guiados por el Faro de José Ignacio.

faro jose ignacio

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.